Burofax: ¿Qué es? ¿Cómo mandar un burofax?

Cuando hemos de hacer alguna reclamación o notificación a terceros, normalmente recurrimos a llamadas telefónicas, cartas, faxes porque creemos que será suficiente como prueba en caso de tener que justificar el envío. 

Sin embargo, poca gente sabe que la mejor forma de certificar el contenido de lo que enviamos es el burofax, por lo que desde NBN Jurídico queremos explicarte qué es un burofax, para qué sirve, por qué es importante utilizar el burofax, cuándo hay que recurrir a él, entre otras cuestiones. 

¿Qué es un burofax? 

El burofax es un servicio que permite enviar documentos de manera urgente y que tiene carácter probatorio ante los Tribunales. Este servicio acredita el contenido del envío, el destinatario, el remitente y la fecha de envío. 

Muchas veces su nombre lleva a equívocos, pero es innecesario contar con un número fax para enviarlo. Lo que sí que es necesario es tener una dirección postal, ya que es un aviso que llega al domicilio del destinatario. 

¿En qué se diferencia un burofax de una carta certificada?

El aspecto que diferencia un burofax de otros servicios, como la carta certificada, es su carácter probatorio

La carta certificada, únicamente, acredita que se ha entregado la comunicación, pero no su contenido. El receptor puede alegar que ha recibido esa carta, pero vacío o con páginas en blanco. 

Reclamaciones por Covid 19 - NBN Jurídico Abogados
Firma Abogados Derecho Civil Madrid y Cáceres
Abogado especialista en contrato societario y mercantil en Madrid y Cáceres

¿Por qué utilizar un burofax?

Como hemos comentado anteriormente, se trata de una comunicación fehaciente con valor probatorio por lo que el contenido del texto queda acreditado, así como el emisor, el destinatario y la fecha de envío.

Qué datos contiene un burofax 

El burofax tiene que contener los siguientes datos: 

  • Remitente y destinatario.
  • Resultado de entrega de la comunicación:
    • Identidad de la persona física o jurídica que ha recepcionado la comunicación.
    • En caso de no poder ser entregado: detalle, justificación y circunstancias de los estados que han impedido dicha entrega.
  • Fechas de los estados relativos a la tramitación de la comunicación.
  • Contenido literal íntegro de la comunicación efectuada, que se puede certificar si se contrata ese servicio. 

Cuándo hay que utilizar un burofax

Existen distintos casos en los que es recomendable utilizar un burofax y aquí te mostramos algunos de los más habituales:

Cuando quieres hacer cualquier tipo de reclamación

Si necesitas hacer cualquier reclamación de impagados, o para solicitar que eliminen los datos privados en virtud de la Ley Orgánica de protección de datos (compañías telefónicas, compañías de márketing, etc.). También, puedes enviar un burofax si quieres hacer una reclamación para solicitar y confirmar baja de empresa prestadora de servicios como compañías telefónicas, operadores de Internet, ADSL, seguros de vida, coche, casa, etc.) o a una compañía aérea porque tu maleta ha sido robada o extraviada, cancelación de vuelos, etc. 

O si quieres reclamar la reparación de un artículo por garantía o un servicio deficiente (comercio, agencias de viajes, medios de transporte, reparación de electrodomésticos o maquinaria, etc.). Desde luego es muy recomendable si quieres constatar la existencia de vicios constructivos, dada la existencia de plazos de garantía establecidos legalmente. 

Otra de las situaciones habituales para usar el burofax, si tienes un negocio o eres artista y han utilizado tu marca u obra, puedes hacer la reclamación de uso indebido de obras protegidas. 

Sin embargo, para comunicarte con las Administraciones Públicas hay una forma más barata y con igual resultado, cual es el llamado, “correo administrativo”, que ofrece Correos a los ciudadanos

Cuando quieres convocar acontecimientos especiales

Para convocar acontecimientos como una junta de vecinos, accionistas, socios, padres, etc., huelgas, elecciones el uso del burofax se convertirá en la mejor opción. 

Cuando quieres hacer comunicaciones  

Para comunicar acuerdos adoptados por una junta de vecinos,  de accionistas, de socios o comuneros, etc.

O entre el trabajador y la empresa y viceversa; entre persona y entidad bancaria o crédito y viceversa; entre inquilino y propietario y viceversa; entre parejas divorciadas o separadas.

También es recomendable el uso del burofax cuando quieres hacer cualquier comunicación sobre un contrato: dar de alta, hacer una modificación o rescisión; o cuando se han vencido las pólizas, acuerdos, contratos, garantías, etc. Incluso, en procesos concursales (acreedores que precisen hacer constar sus deudas con el administrador concursal, administrador concursal registre actuaciones, plazos, resoluciones, etc.).

¿Cómo se envía un burofax?

El burofax lo tiene que enviar desde cualquier oficina de Correos, aunque también cabe la posibilidad de hacerlo a través de cualquier ordenador en sus oficinas virtuales. Correos ya no tiene la exclusiva sobre este tipo de servicios: hay operadores privados que tienen servicio de burofax. El valor probatorio frente a terceros es el mismo.

Enviar burofax online 

Si el envío de burofax se quiere realizar por Internet: 

  • Registrarte de forma gratuita en el portal de Correos. 
  • Prepara el burofax formado por una carátula y el archivo que quiera enviar el remitente. 
  • Introduce los datos del destinatario y la modalidad de entrega. 
  • Verifica que los destinatarios y el documento  son correctos y guardarlo para enviarlo y pagarlo.
  • El abono se hace con la tarjeta de crédito o a través de PayPal y en ese instante se realiza el envío. 
  • Finalmente, para obtener el justificante lo puede hacer de manera inmediata o descargarlo después en la oficina virtual.

¿Por qué recurrir a un abogado de NBN Jurídico para enviar un burofax?

Los burofax pueden ser escritos por cualquier persona, pero muchas de las veces que se envía un burofax se esperan acciones legales. 

Por tanto, este documento se puede convertir en una prueba ante un posible juicio. De ahí la importancia de contactar con abogados especialistas, como NBN Jurídico, a la hora de mandar un burofax. Si previamente te has asesorado por un abogado tendrás la seguridad de que está redactado correctamente y se convertirá en una herramienta probatoria ante las posibles acciones legales que pueden derivarse.

Además, cuando en un burofax aparece la firma de un abogado, el poder de intimidación es mayor. El remitente percibe la seriedad del asunto y el caso por su parte no es omiso.

Si está interesado en mandar un burofax y necesita de un especialista para su redacción y autoridad, no dude en contactar con nosotros. Te ayudaremos en todo lo que necesites. 

Related Posts

Leave a Reply